Bien podríamos decir que una fotografía no es solo una fotografía. Lo que vemos es, por lo general, un proceso normalmente organizado que, como resultado final, se representa en la imagen que mostramos. Principalmente en la fotografía creativa y en muchos casos en la documental, en ese proceso de fabricación de la imagen encontramos tres fases: la pre-producción, la toma y la postproducción. Hoy queremos centrarnos en el final del camino, la postproducción, desde el punto de vista de la fotografía digital, y para ello hemos preguntado a tres fotógrafos sus programas de edición preferidos y su forma de trabajar para conseguir el resultado final que muestran en sus imágenes. A ver si así nos acercamos a la respuesta que resuelve la pregunta del inicio: ¿Cuál es el mejor programa de edición fotográfica digital?

Natalia Enemede: Photoshop es la clave

Natalia Enemede es una fotógrafa que desarrolló su pasión por este mundo casi de casualidad, como ella misma nos cuenta, movida por su otra gran pasión, la música. Su debilidad por la temática oscura y sangrienta, siempre desde el punto de vista estético, y su declarada pasión por la música la ha llevado a mezclar fotografía y fantasía al servicio de las bandas musicales que la contratan para sus retratos, en los que hay una gran cantidad de edición tras cada imagen final. Desde hace un par de años me dedico prácticamente a trabajar en sesiones promocionales para bandas así como trabajos de artwork, fotocomposición y retrato creativo. Su herramienta predilecta para retocar y editar sus fotografías es Photoshop, en conjunción a Camera Raw para la edición básica y Adobe Bridge para la organización y selección. Siempre fiel a esta “santísima trinidad”, no obstante realza la gran evolución que ha tenido en las diferentes versiones. “Cada vez han ido ofreciendo más posibilidades. Sobretodo lo noto en temas como la fluidez de trabajo y aplicar diferentes herramientas. Con cada nueva versión, se ha ido volviendo más ‘inteligente’, más intuitivo, y esto se nota mucho en la velocidad de trabajo” nos comenta Natalia

Para mí la edición es una herramienta más como lo puede ser una fuente de luz

La edición fotográfica se nos antoja vital para el resultado de sus fotografías de aspecto fantástico, y ella misma nos lo confirma: “La postproducción para mi es bastante importante, ya que el toque de mis fotografías lo da la edición. Los cambios de tono que utilizo, así como ciertos efectos, son prácticamente imposibles de conseguir en toma la mayoría de veces. Para mí es una herramienta más como lo puede ser una fuente de luz

Sobre el flujo de trabajo de esta fotógrafa, es ella quien nos da las pistas “en una fotografía de directo, procuro que no pase del Camera Raw. En sesiones fotográficas, puede ser muy amplio, pero algo general que se repite siempre es: corrección de color y exposición, limpieza de la fotografía, corrección por zonas de luces y sombras y color, cambios de tono y ajuste final de niveles. Dejando un gran abanico intermedio cuando se trata de, por ejemplo, fotomontajes”.

Aunque es una fan incondicional de Photoshop y trabaja habitualmente con Camera Raw, confiesa que se plantea, al menos para las fotos de conciertos, probar LightRoom “Siempre he oído que Lightroom funciona mejor para este tipo de retoques, ya que CR a veces resulta un poco limitado.”

Mariano Regidor: Lightroom Forever

Mariano Regidor lleva una década de trayectoria en la fotografía editorial, de eventos, retrato y fotografía musical. Se formó en EFTI y su proyecto “Paisajes Proletarios” fue seleccionado entre los treinta finalistas en la prestigiosa Beca Internacional Roberto Villagraz en su edición de 2010 y es fotógrafo colaborador habitual de MondoSonoro desde el año 2009, con un par de portadas recientes para la mítica revista musical en su haber. Nos cuenta que actualmente trabaja con Lightroom, que lleva haciéndolo desde el 2012 aproximadamente y que previamente utilizaba una combinación de Adobe Bridge para visualizar las fotos, ACR (Adobe Camera Raw) para el revelado y Photoshop para la edición final. “Antes de asentarme definitivamente en Lightroom, pasé por Capture NX de nikon, que literalmente se comía los recursos de mi PC, aunque era una buena herramienta de edición, y por el combo Bridge + ACR + Photoshop” nos dice. “Había coqueteado con LR pero no me aclaraba con aquello de las importaciones, hasta que me puse a estudiarlo y era mucho más sencillo e intuituvo de lo que imaginaba. En el fondo es como unir las herramientas que antes usaba en una sola. Creo que es una herramienta completísima para el flujo de trabajo de un fotógrafo, desde la clasificación inicial, hasta la exportación final”.

En nuestra entrevista, le cuestionamos por cómo ha mejorado su flujo de trabajo. “Verdaderamente en todo. Ahora lo tengo todo completamente organizado, las herramientas de edición están a un paso de distancia de las de clasificación, puedo trabajar con lotes de imágenes de una manera veloz ya que no necesita realmente abrir o trabajar la imagen real como si hacen otros programas, la colocación de las herramientas es la más lógica, y sus perfiles de edición customizables (los famosos presets), junto a los de exportación, hacen que pueda tener listo el trabajo en una fracción mínima del tiempo que antes me costaba”. Parece que fuese el programa perfecto para cualquier fotógrafo según las palabras de Mariano Regidor, pero ¿qué desearías que tuviera ahora mismo tu editor preferido que no tiene?. “Sinceramente, lo único que añadiría es algún tipo de sistema de capas (sin plugins de terceros), pues ahora el retoque es cronológico, y si quieres cambiar algo te toca o bien deshacerlo a mano o bien ir al histórico y volver hacia atrás, al menos en la versión que sigo usando que es el 5”.

El trabajo de edición es otra pieza más del estilo de cada uno

Como siempre, cerramos nuestra conversación preguntando sobre la importancia que este autor le da a la postproducción. “Es una parte tan significativa como el resto, y cada uno le da el peso que considera oportuno. Hay puristas que hablan de hacer fotos sin editar después, y ellos en verdad lo que están haciendo es que sus imágenes queden editadas según un ingeniero consideró en su día al programar la cámara que utilizan, y otro ingeniero al interpretar la imagen para convertirla de raw a otro formato “visualizable”. El trabajo de edición es otra pieza más del estilo de cada uno. En mi caso, no le doy una edición exhaustiva a las imágenes por lo general, pero hay veces que si toca pelearse con todos esos ingenieros hasta que sacas lo que realmente estabas viendo con tus ojos, y más en situaciones como la música en directo, por ejemplo

Javier Bragado: ¿Por qué quedarse solo con uno?

Javier Bragado es un reconocido fotógrafo musical. Sus fabulosos retratos ilustran portadas de grandes revistas especializadas principalmente en el mundo del rock y del metal. Es sin duda uno de los mejores fotógrafos de conciertos del país, y su trabajo ha sido galardonado como finalista en los premios anuales de la prestigiosa revista New Musical Express NME. Sobre su flujo de trabajo, Javier nos cuenta que “hoy en dia uso Lightroom y Photoshop. Cuando se trata de fotos de conciertos o de reportajes con mucho volumen de fotos casi todo lo hago en lightroom. Photoshop lo dejo para el retoque más fino en sesiones y demás

No obstante, Javier es de la quinta de los que han probado el combo básico Bridge + ACR + Photoshop, algo que abandonó puesto que  “lightroom engloba las dos opciones y es más dinámico para organizar los archivos”. Eso si, no se arrepiente del cambio: “Es más rápido, sobre todo por las innumerables posibilidades de organización y clasificación a la hora de trabajar con catálogos grandes” nos cuenta sobre la forma de trabajar con Lightroom frente a usar Bridge + ACR + Photoshop

Se siente agusto con su sistema de edición actual, hasta el punto de no plantearse un cambio, aunque sobre Lightroom si tiene algunos deseos de mejora: “Seria ideal que el trabajo por zonas de Lightroom fuera mas fino que lo que es, que los pinceles funcionaran más como en PS.

Lo importante al fin y al cabo es el resultado final, ni más ni menos

El trabajo de Javier destaca por su perfeccionismo en la edición, eso es una marca indiscutible de su estilo. Nos cuenta un poco su dinámica de trabajo. “Cuando se trata de un concierto, primero hago una buena selección previa y luego un revelado mas o menos estándar en Lightroom. Con eso es suficiente para las fotos que envío al medio y demás. En caso de que haya alguna que me quiera quedar para mi portafolio o que quiera darle un acabado ultrafino, entonces paso después por photoshop. Cuando se trata de una sesión, en las que entregas muchas menos fotos, siempre revelo en lightroom y termino de retocar en PS” Por lo que vemos, ese combo Lightroom + Photoshop es pieza clave en su trabajo.

Lo importante al fin y al cabo es el resultado final, ni más ni menos. El cómo hayas llegado hasta ahí da un poco lo mismo” concluye cuando le preguntamos sobre la importancia de la edición para él.

¿Cuál es el mejor programa para editar fotografías entonces?

La respuesta es sencilla: todo depende de a quien preguntes. Eso si, hemos entrevistado a tres fotógrafos que han coincidido plenamente en que las soluciones de Adobe son las preferidas para su trabajo, lo cual, aunque no es una muestra significativa, nos aventuramos a extrapolar para concluir que, seguramente, a día de hoy no haya aplicación que gane a esos Lightroom y Photoshop para el trabajo habitual de un fotógrafo. ¿Estáis de acuerdo? ¿Alguno usáis algún otro programa? ¡No dudéis en contárnoslo en nuestro facebook!

Puedes ver el trabajo de los tres fotógrafos que han respondido a nuestras cuestiones aquí:

Natalia Enemede | Mariano Regidor | Javier Bragado

Anterior Los mejores objetivos fotográficos para la foto de conciertos (I): Zoom estándar
Siguiente La importancia de la posición de la luz en el retrato

3 Comentarios

  1. 27 mayo, 2017

    Hay que pensar en los que no cobramos por nuestras fotos y buscar progrmas gratuitos de software libre, ¿cual recomendais de estos? Como el raw Therapee por ej.

    • 28 mayo, 2017

      Pues es un gran tema para un próximo artículo Miguel, gracias por tu apreciación!

  2. […] por último, hacer un montaje en nuestra herramienta de edición favorita (aquí os digo cuál es el mejor programa de edición fotográfica para mi) utilizando varias tomas y montándolas en una única fotografía. Hoy nos vamos a centrar […]