En toda cámara que se precie, hay una opción vital escondida entre las opciones, quien sabe si a propósito para que solo los más eruditos y ávidos lectores de manuales puedan disfrutar de las innumerables capacidades adicionales que aporta a la fotografía esta extraordinaria función. Es algo que grandes fotógrafos de la historia guardan en secreto con gran celo. Nadie, ningún Ansel Adams, ningún Cartier-Bresson nos desveló esta pieza clave dentro de la historia de la fotografía. ¿El momento decisivo? ¡Claro! ¡Justo tras escuchar el pitido de la confirmación de enfoque! No nos engañas, Henri.

Pero en photodémica queremos ir un paso más allá y desvelaros todos aquellos secretos de la fotografía que hasta ahora estaban ocultos a la vista de los simples mortales provistos de una cámara de fotos, y por eso os traemos estas claves con las que a partir de ahora dominarás la técnica fundamental del pitidito de confirmación de enfoque como un verdadero profesional, y entenderás por qué fotógrafos de todo el mundo la utilizan en sus trabajos continuamente… empezamos!

Que se note que estás ahí

Un sabio dicho popular dice que no solo tienes que trabajar, sino que ha de parecer que estás trabajando. Qué mejor manera de hacerse notar que a través de ese sonido agudo e insistente que nos avisa que la cámara ha fijado el foco en algo. Todos te miraran, todos sabrán que el ruido proviene de tu excelente reflex digital-que-seguro-hace-unas-fotos-increíbles. Cada vez que suene, un incauto tendrá que girarse a admirar tu capacidad de trabajo, y sabrá que no paras de enfocar y enfocar durante toda la jornada.

Enfoca, enfoca, ¡enfocaste!

Si, es la clave de todo esto. Cada vez que suena ese maravilloso pitido, sabrás que has enfocado la imagen. Bueno, quizá no la hayas enfocado ya que simplemente sirve para indicar que la operación de enfoque ha concluído y puedes tranquilamente soltar tu disparo, enfocado o no… pero oye, ¿no es maravilloso escuchar ese sonidito cada vez que pulsamos el disparador a la mitad? He intentado leerme manuales para ilustrar este artículo, pero incluso en ellos la información es contradictoria… Eso si, lo que es cierto es que el pitido suena, no sabemos bien qué quiere decir, pero suena

Lleva tu creatividad hacia lo audiovisual

Eres fotógrafo, si, pero esta nueva dimensión de las cámaras fotográficas te permitirán ampliar las dimensiones de tu arte, interfiriendo acústicamente con el entorno. Ahora no solo captas imágenes, sino que también tienes la posibilidad de emitir pitidos a voluntad para convertir tu trabajo en una especie de performance creativa en donde foto y ruido se dan la mano… Siempre hay que llevar las cosas a un nivel superior, y con la combinación de ambas capacidades rozarás lo superlativo

Reta al fotografiado

Solo cuando nos ponen a prueba es cuando damos el do de pecho. Saca de la zona de confort al retratado. Da igual que sea una representación de teatro, una charla profesional, un cantautor interpretando en acústico, incluso el discurso de entrega del premio Nobel… solo a través de tu inexorable voluntad de distraer al retratado con el pitido de confirmación de enfoque podrás llevar a la persona que está al otro lado hacia un reto del que, si sale victorioso, le hará trascender hacia un nuevo nivel de autocontrol (por no estrellarte la cámara en la cabeza, entre otras cosas)

Lo hacen también los profesionales

Imitar el comportamiento de nuestros referentes es uno de los métodos más básicos del aprendizaje. Y si, yo he visto a profesionales trabajar en eventos corporativos dándole cera al pitido de marras sin parar. Así, de esta manera, si los profesionales lo hacen, que cunda con el ejemplo. Todo el mundo a activar esta opción si es que no lo ha hecho ya

Para algo valdrá

Si aún no te has enamorado de esta funcionalidad, hay algo que has de reconocer: un ingeniero japonés no va a poner una opción en una cámara que ha costado un montón de euros sino es para algo. Si todavía no te hemos convencido, deja que lo hagan quienes han fabricado tu cámara. Está ahí, lo has pagado… ¿no lo vas a usar? ¡Sería una locura no hacerlo!

Como ha quedado demostrado, el pitido de confirmación de enfoque es uno de las capacidades de las cámaras fotográficas menos comentadas pero con un potencial increíble. En algunos casos su uso es complicado de realizar para que el resultado sea perfecto, pero seguro que con la práctica conseguirás que ese sonidito sea música celestial para tus oídos

 

Anterior Las 30 técnicas de photoshop que todo fotógrafo debería conocer
Siguiente Consigue ver tu mejor fotografía publicada como foto del mes en photodémica