Ya lo hemos hablado más de una vez, la cámara no hace al fotógrafo, aunque podemos recuperar para la ocasión la reflexión del fotógrafo Mariano Regidor en su artículo ¿Por qué sigo disparando con una cámara de hace 9 años?: “la cámara al final es simplemente una herramienta al servicio del fotógrafo”

Lo que si hace al fotógrafo es su dominio de todo aquello que rodea a una fotografía, sus conocimientos técnicos, su creatividad, sus conocimientos compositivos y teóricos sobre fotografía, y su experiencia en las diversas situaciones que exigen salga adelante su trabajo. Dentro de esos ámbitos a dominar, uno de ellos por supuesto, incluso sea quizá el de mayor importancia, es la iluminación. No solamente hablamos de iluminación artificial, claro: el dominio de la luz natural es fundamental para realizar grandes fotos. Pero la luz natural es caprichosa, y el fotógrafo muchas veces prefiere la tranquilidad de la iluminación artificial para encontrar el resultado que busca.

Hace pocas fechas, el fabricante de equipos de iluminación Godox anunciaba un disparador remoto de flashes que se acciona a través de la cámara de nuestros smartphones. Por fin podríamos tener lo mejor de la iluminación profesional al servicio de la fotografía móvil. Se trata del Godox A1, un disparador remoto que acciona el sistema de flashes a 2.4GHz que disponen sus propios flashes, y que además también puede usarse de flash fuera de cámara

Este pequeño invento del fabricante asiático que está revolucionando el mundo de la iluminación profesional (recordemos otros de sus grandes productos como los flashes potentes y ultraportátiles como el Godox AD360, o los más recientes Godox AD600, un flash de estudio con batería incorporada a un precio espectacular, o el más reciente, el Godox AD200, que por el precio de un speedlight nos da la potencia de 3 flashes de mano así como batería incorporada y posibilidad de usar con la bombilla desnuda, al estilo de los flashes de estudio) presentará publicamente este próximo 12 de agosto el nuevo Godox A1, este disparador / flash remoto para telefonía móvil, pero para ir abriendo boca nos presenta una galería de fotografías hechas con móvil en estudio usando sus equipos de iluminación disparados con este pequeño nuevo artilugio, y el resultado es el que sigue (pincha en las imágenes para ampliar)

De momento no se sabe precio de este nuevo dispositivo, lo que si se sabe es que muchos fotógrafos que disparan con su móvil están viendo abrirse un mundo entero de posibilidades frente a ellos. ¿Un paso más al fin de la fotografía convencional? Quien sabe…

Anterior Copias de seguridad de discos duros para fotógrafos
Siguiente Así se hizo la portada de Nat Geo con una cámara de hace 10 años y la luz de un iPhone