Puede que muchos conozcáis ya esta técnica fotográfica, pero para los que aún no sepáis de qué va y sois aficionados a probar distintas técnicas de fotografía creativa, seguro que este nuevo concepto os va a dar para entreteneros un buen rato y, quien sabe, para obtener estupendas fotografías. Se trata del freelensing, palabro anglosajón compuesto de free (liberar) y lens (lente) convertida en verbo, por lo que sería como… bueno, es imposible hacer analogías de los neologismos de la lengua inglesa en castellano, nos quedamos con algo así como “liberando la lente”.

¿Qué es y para qué sirve el freelensing?

Esta técnica simplemente supone que, cuando tomes fotografías, la lente con la que lo hagas no irá encajada en el cuerpo de la cámara, sino que serás tú quien sujete el cuerpo con una mano y la lente, sin acoplar en el cuerpo, con la otra mano. Así podremos mover la lente y separarla del cuerpo o ponerla en un ángulo de tal manera que el objetivo no quede paralelo al sensor de la cámara, obteniendo así un efecto muy similar al obtenido con las lentes tilt / shift u objetivos descentrables / basculantes en cuestiones de enfoque y profundida de campo (no en términos de corrección de perspectiva, que es otra de las características de estas lentes mencionadas). Eso si, por un precio que no llega a la décima parte de este tipo de lentes específicas.

Básicamente lo que conseguimos realizando estos movimientos es cambiar el plano de enfoque. En una explicación muy corta, el resultado obtenido es el del enfoque selectivo. Si nos queremos extender un poco más en la explicación, diremos que en las lentes normales, el diafragma de éstas está colocado de manera totalmente perpendicular al sensor o película, con lo que el plano de enfoque será paralelo a nuestra sensor / cámara. Sin embargo, al inclinar el objetivo, el diafragma deja de estar a 90º con respecto al sensor y el plano de enfoque cambia de posición en consecuencia, haciendo entonces que las zonas enfocadas de la foto cambien en formas que no son habituales: el plano de enfoque ya no estaría desde delante hacia atrás, como es habitual, sino que podría cambiar de arriba a abajo, o de un lado a otro. Lo vemos con unos ejemplos del fotógrafo asiático Witono Halim que amablemente nos ha cedido su trabajo para ilustrar este artículo:

En esta imagen vemos el llamado “efecto maqueta” (muchas veces confundido con todo el ámbito “tilt / shift”, aunque no tiene nada que ver una cosa con la otra). Al cambiar el plano de enfoque, ahora ya no es el clásico “delante-detrás”, sino más bien que todo lo que hay por encima de una parte de la imagen y todo lo que hay por debajo queda fuera de foco, y nos recuerda a esas fotografías macro en las que este efecto si se consigue de manera natural, haciendo así que una fotografía normal parezca una maqueta por dicho efecto óptico. Es quizá el efecto más “trillado” del ámbito tilt / shift, muchas veces simulado con aplicaciones, incluso es tan popular que hay webs como Tiltshiftmaker.com que te crean este efecto maqueta en tus fotografías de manera online

En esta imagen sin embargo vemos que el plano de enfoque en ligar de distancias va casi de izquierda a derecha: lo que aparece a la izquierda de la imagen está desenfocado, pero lo que está a la derecha a la misma distancia está a foco. En realidad hay un poco de diagonal en el plano de enfoque, pero sirve para ilustrar otra fórmula menos popular de este tipo de fotografía. Algo similar sucede en la siguiente fotografía obra del usuario de flickr arimeq

McDrive

 

También podemos ver el efecto en retratos como el de esta imagen del fotógrafo Sean McGrath. Si nos fijamos veremos que el foco se limita a la línea horizontal de los ojos de la modelo, quedando todo lo que hay por encima y por debajo fuera de foco, aunque en condiciones normales probablemente el rostro entero de la modelo debería estar enfocado

Beth - Freelensing

Algunos ejemplos más del efecto de enfoque selectivo en sus distintos ejes para que podamos ver el resultado de esta técnica

Freelensing Attempt #1

_DSC0696

Kat

Dasha

Sin título

¿Cómo aplicar la técnica del freelensing?

Como casi todo en fotografía creativa y experimental, hay unas pequeñas nociones fijas que servirán de base para hacer pruebas. A saber:

  • Tienes que usar una lente con apertura de diafragma manual y escoger el diafragma a mano desde la propia lente. Si no tiene esta posibilidad, por ejemplo las lentes nikon siempre quedan con el diafragma cerrado al sacarlas de la cámara, y las de canon si no me equivoco siempre con el diafragma abierto al máximo
  • Si alejas el objetivo de la cámara, estará aumentando la distancia focal, pero como la lente no estará hecha para enfocar a esa distancia, deberás acercarte al sujeto: en resumen, estarás haciendo un efecto macro
  • Si inclinas el objetivo en su eje horizontal, verás que se desenfoca arriba y abajo la imagen. Si lo inclinas en el eje vertical, será a izquierda y derecha donde se note este efecto
  • Como el objetivo está fuera de la cámara, si cae luz directa sobre ésta es probable que entre luz directamente al sensor, creando flares y artefactos visuales de lo más curioso, también interesante para hacer pruebas

A partir de aquí, ¡todo es experimentar!

¿Cuáles son las mejores lentes para practicar el freelensing?

Hay manuales en internet para desguazar literalmente los antiguos objetivos y usarlos para freelensing, u objetivos estropeados, y usarlos todavía mejor para este cometido. Pero si no estás por la labor, lo recomendable es usar un objetivo fijo a partir de 50mm. Un buen punto de partida pueden ser los económicos 50mm como este 50mm 1.8 de nikon con apertura manual (recordemos que al estar el objetivo fuera de cámara, puedes usar indistintamente el de cualquier marca)

Como hemos visto, esta técnica no solamente sirve para divertirnos, sino para, con mucha práctica, obtener buenos resultados. Es una técnica que tiene muchos adeptos en fotografía de retratos y también de bodas por su resultado etéreo, cándido y diferente.

Para terminar, dar las gracias de nuevo a Witono Halim por prestarnos sus imágenes para ilustrar parte de este artículo, incluída la imagen de portada principal. En su web podéis ver un interesante tutorial de cómo crear una lente especial para freelensing o tilt / shift por poco dinero partiendo de una lente estropeada, lo cual nos permitirá ahorrar todavía más para conseguir este tipo de fotografías

Como último consejo, en youtube ha miles de tutoriales sobre el freelensing, también llamado lens whacking, por si os apetece indagar más en esta técnica. ¡Suerte!

Anterior Los mejores objetivos fotográficos para la foto de conciertos (IV): Lentes fijas
Siguiente Así puedes crear tus propios presets y styles en Capture One