Es cierto, este tema podría dar para debates y hablar largo y tendido sobre las ventajas e inconvenientes de cada lente, de cada focal, incluso ir más allá y rebuscar entre todos los cientos de versiones que existen de cada lente en busca de aquella óptica que resulte la mejor de las mejores para hacer retratos en cuanto a cómo captura el ambiente, cómo actúa sobre el rostro o cuerpo del o de la modelo, sobre la distancia que tenemos hasta dicho sujeto y que nos permita trabajar en condiciones, o cual es la que mejor bokeh tiene (o sus círculos de confusión son más estéticos)

Pero en lugar de ello, vamos a centrarnos en las recomendaciones del fotógrafo y youtuber estadounidense Manny Ortiz, especialista en retrato en exteriores, tanto con luz natural como ayudado de los portátiles y versátiles flashes Godox Ad200 o también la versión más potente, y menos económica, del Godox Ad360ii. En el siguiente vídeo explica, en inglés (más abajo os contamos en castellano un resumen) cuáles son sus dos lentes preferidas y por qué. En el vídeo hay casi 2 minutos mostrando fotos, por lo que os hemos ahorrado esa parte y vamos directamente a sus reflexiones

 

¿Cuales son entonces las mejores lentes para retrato?

Bien, como decíamos, estamos hablando de la opinión de este fotógrafo, aunque no vemos para nada descabellada la misma, más aún por los motivos que nos da en el vídeo. Dichas lentes serían el 50mm y el 85mm. Como él fotografía con Sony, seguramente está hablando del 85mm f1.8 de Sony, mientras que para el 50mm si que habla específicamente del Sony Sonnar T* FE 55mm f/1.8. Obviamente, estas lentes son muy comunes en cualquier fabricante, por lo que si usas Canon, tus elecciones de entrada serían el Canon EF 50 mm, F/1.8 STM en 50mm y el Canon EF 85MM F/1.8 USM en 85, si disparas con Nikon tus opciones más económicas serían el Nikon AF Nikkor 50mm f1.8 y el Nikon AF-S 85mm F1.8 G y si la marca de tu cámara es Fuji, las alternativas serían (un poco o incluso bastante más caras que Nikon y Canon, eso si) el Fujifilm Fujinon XF50 mm F2 R WR para los 50 milímetros y el Fujifilm Fukinon XF90mmF2 R LM WR si quisiesemos una alternativa cercana a esos 85mm que recomienda el autor del vídeo

¿Por qué trabajar con un 50mm y un 85mm para retrato?

Manny nos da varios motivos por los que trabaja con estos objetivos. Razón común para los dos es la gran apertura, lo cual le permite disparar a mayor velocidad incluso cuando no queda tanta luz, y tener una profundidad de campo muy pequeña, lo cual hará que el sujeto resalte del fondo, que quedará en segundo plano gracias al desenfoque propio de estas aperturas amplias. Sobre el 50mm nos indica que es una lente ideal para realizar retratos en los que quieras incluír escenario o ambiente, permitiendo planos incluso cercanos sin deformar al retratado, no así como sucede con lentes angulares. Mientras que el 85mm lo utiliza preferiblemente para escenas de cuerpo entero permitiéndole estar lo suficientemente cerca del o la modelo para poder dirigir la sesión pertinentemente, frente a la distancia necesaria para cuerpo entero si disparamos a 200mm, que hará que cada vez que tengamos que dar indicaciones parar la sesión y acercarnos hasta el sujeto.

Dos lentes sin duda versátiles, compactas, cómodas de utilizar y que, por lo general, son una herramienta básica en la mochila de cualquier fotógrafo de retrato. Cierto es que muchos hablan de la lente perfecta aquellas que van desde los 105 a los 135 milímetros de distancia focal, pero como siempre, gustos hay millones. Y a tí, ¿cuál te parecen las mejores lentes para retrato?

 

Anterior Se avecina el final del Lightroom clásico
Siguiente Iluminando nuestras sesiones de fotografía sensual: tres ejemplos prácticos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *