Hoy quiero presentaros un artículo práctico, con menos conceptos teóricos que en los artículos anteriores. Para esta ocasión he elegido tres fotografías con una estructura muy diferente entre sí, os quiero mostrar desde una iluminación con una sola fuente de luz hasta una iluminación compleja y muy elaborada.

Lo importante de este artículo es poder transmitiros que la luz en fotografía nos sirve para crear un discurso fotográfico y que su control, a parte de de ser algo que debemos conocer y dominar, nos sirve como elemento creativo indispensable para definir emociones, ambientes y resultados en nuestras fotografías, que sean coherentes con el mensaje y discurso que queremos transmitir en cada imagen.

Las tres fotografías elegidas han sido realizadas en mi estudio, con luz de flash y luz artificial, utilizando distintos modeladores. Trabajar con luz natural nos puede resultar más sencillo e intuitivo, pero siempre estamos condicionados por unas variables que no siempre está en nuestras manos controlar, o quizá esta luz natural no nos sirva para crear nuestro discurso fotográfico, por lo tanto sería muy limitante y nuestra creatividad quedaría sesgada. Con ello no quisiera transmitir que es más acertado o adecuado utilizar una iluminación u otra, todo lo contrario, mi intención es trasladaros que la luz es luz, no es ni buena ni mala o mejor o peor, sino que el conocimiento, control y dominio de la misma es un elemento imprescindible que, como fotógrafos, debemos controlar, experimentar e interiorizar, dando alas a nuestro proceso creativo.

Iluminando con un solo flash

Voy a comenzar con esta fotografía en la que la iluminación, aunque puede apreciarse en distintos puntos de la imagen, está conseguida utilizando unicamente una fuente de luz, en este caso un flash, además de distintos modificadores y superficies donde rebotar la luz. La fotografía en cuestión es la siguiente

En este caso la iluminación proviene de una ventana con doble difusor de 70×100 centímetros montada en un flash monobloc Profoto de 500 ws, y un grid (nido de abeja) para hacer direccional la luz que emite y evitar reflexiones indeseadas. Esta ventana está situada detrás de la modelo aproximadamente a 1 metro por encima de ella y una distancia de 70 cm. por detrás. La luz no está dirigida directamente hacia la modelo, sino hacia un reflector de 1×2 metros. que está situado ligeramente a la derecha de la imagen y buscando el ángulo para que la luz sea rebotada hacia Anabel, esta reflexión es la que baña su figura, convirtiéndose en la luz principal y que da carácter a la fotografía. El reflector tiene trazas de papel de plata y oro, para crear acutancia (luces altas) en la modelo y así ofrecer un poco más de carácter y calidez a esta luz, ya que la luz reflejada tiende a ser plana y sin carácter.

El dirigir la luz hacia el panel o estico y no a la modelo, ha permitido no exceder el rango dinámico de la imagen y así poder salvar todo el detalle de las luces altas como es el pelo y los hombros. He dejado subexpuesta la parte frontal del cuarto para crear un estado de intimismo, potenciando la sensualidad abstraída, ya que no es una pose que busque el contacto directo con el espectador, sino una sensación de ausencia.

Mezclando luz contínua y luz de flash

La segunda imagen es de una modelo de piel oscura, donde hemos jugado con un ambiente cálido y luces continuas de incandescencia integradas en unas letras que crean un ambiente americanizado.

Lo primero ha sido realizar la medición de las luces de las letras iluminadas utilizadas de fondo en la fotografía, controlando que tengan la intensidad justa para que no sobreexpongan las paredes blancas de las propias letras, ni excesivamente pobres como para dejar un fondo confuso y sin detalle que hubieran dejado incompleta la imagen. La luz que emiten estas letras es la única iluminación que tiene el fondo de la imagen, este control también ha permitido crear y controlar los interesantes reflejos que se producen en el suelo. Hay que tener en cuenta que estas luces tienen una temperatura de color de 3200º Kelvin, esta calidez la quería potenciar y utilizar para crear la atmósfera cálida de la fotografía.

La modelo está iluminadada por un reflector portátil en tono plata/oro triangular de 1.2 mts. de lado, ofreciendo también algo de calidez a la luz que emite. Este reflector así mismo está iluminado por un flash monobloc de 500w. con parábola y nido de abeja de ángulo cerrado que está situado al lado derecho y un poco cenital de la modelo. He utilizado una bandera negra para que el haz de luz no incidiese directamente a la modelo, sino sólo el reflector que tiene un ángulo preciso para que ilumine el rostro, el hombro y parte del lado izquierdo de la modelo.

Podemos observar que el lado derecho de la modelo, la espalda y los hombros están iluminados por una luz cálida que quiero que parezca la luz emitida por las letras iluminadas del fondo, conservando además su temperatura de color y creando analogía con estas en un discurso creíble, ya que, al estar controlado la intensidad de esas luces, no producirán una iluminación lo suficientemente intensa para dejar registro apreciable en la el cuerpo de la modelo. Esta luz se ha conseguido dotando de un filtro CTO para bajar la temperatura de 5000 º Kelvin a 3200º Kelvin del monobloc Profoto de 500 w. montado con un beauty dish con gris (nido de abeja) para delimitar las zonas que quería iluminar y el carácter natural que tendría las luces del fondo sobre el cuerpo de la modelo.

Finalmente hay un flash monobloc con parábola estándar colocado frontalmente a la modelara disminuir el contraste y conseguir información en las zonas en sombra y no iluminadas por el resto de la iluminación.

Iluminando al estilo cinematográfico de los años 50

La tercera imágenes la que cuenta con una iluminación más compleja y elaborada de las tres. En esta caso he querido recrear la iluminación utilizada en las grandes imágenes de Hollywood de los años 50. Son iluminaciones con mucho carácter y elegancia, son luces duras, muy direccionales y precisan un control muy exigente de las sombras y los contrastes.

En esta imagen primeramente quería crear el ambiente proyectando unas sombras sobre toda la fotografía. Quería que fueran sombras que no tuvieran un patrón geométrico, sino que más bien parecieran las sombras producidas por las ramas de un árbol proyectadas a través de una ventana por la luz del sol. Para ello monté un cono con nido de abeja en un monobloc de 750 w. a unos 8 mts. de la modelos. El cono concentra mucho la luz y así evitar que la luz dispersa rellene la estancia y sea reflejada por el techo y las paredes blancas, perdiendo carácter y dramatismo. A unos tres y cuatro metros del cono coloqué dos árboles decorativos que son los que producen las sombras proyectadas en toda la imagen.

Finalmente hay colocado un flash monobloc con parábola estándar para el relleno de las sombras, suavizando el contraste. La razón de utilizar una parábola es para conservar la identidad y carácter en las sombras, respetando el estilo de la iluminación de estas imágenes de Hollywood.

Paralelamente, hay colocado un flash monobloc dotado de una lente fresnel, que consigue una luz definida y una gradación suave que resulta muy bella, transmitiendo elegancia y glamour. Para definir aún más la luz de este fresnel, que está colocado a unos dos metros a la izquierda de la modelo, coloqué unos paneles negros de 1×2 mts. a un metro delante del fresnel, creando un pasillo de luz que sólo ilumina el perfil de la modelo, haciéndola destacar del resto de la imagen y creando el carácter principal de la iluminación de esta fotografía.

Espero que este artículo os haya descubierto matices e ideas sobre iluminación, así como que os sirva de inspiración para alguna de vuestras fotografías. Lo importante es conocer el comportamiento de la luz y disfrutar al utilizarla como elemento de creación fotográfica.

¡Hasta el próximo artículo!

Anterior Las dos lentes imprescindibles para la fotografía de retrato
Siguiente ¿La marca de agua definitiva para proteger tus fotos?

2 Comentarios

  1. Eva
    23 noviembre, 2017
    Responder

    La verdad, md acabo de bañar con una clase magistral de iluminación y mientras espero algún taller tuyo, quedo suscrita al sitio.
    Gracias como siempre Daniel. ??

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *