Aunque el mercado de la fotografía analógica se niega a desaparecer, y cada poco tiempo vemos nuevos proyectos y nuevos planteamientos para atraer al público hacia esta tecnología clásica, la noticia que leíamos hace unas semanas parece un nuevo hito en el posible resurgimiento de un tipo de fotografía que, en los tiempos de las prisas de hoy en día, busca un acercamiento totalmente distinto hasta nuestra pasión.

Si bien es cierto que a día de hoy todavía pueden encontrarse en producción grandes (y caras) cámaras fotográficas como la Nikon F6, creada en 2004 como la joya de la corona de la marca nipona en cuanto a cámaras analógicas, o la Leica M7, introducida en el mercado en el año 2002 y aún hoy siendo el referente de la marca alemana en su línea de cámaras de película, también es cierto que estas cámaras simplemente eran mejoras de las versiones previas. Pero ahora nos llega un proyecto innovador que propone una vuelta de tuerca al sistema reflex analógico de 35 milímetros en un proyecto que está buscando financiación a través de kickstarter, aunque hace unos días anunciaban en su facebook que ya habían llegado al objetivo marcado, por lo cual la cámara entrará en breve en producción

A primera vista la “Reflex” (no se han quebrado mucho la cabeza con el nombre) puede parecer una cámara clásica de 35 milímetros. Es más, su apariencia recuerda a otras míticas máquinas como la Olympus OM-1, la Canon FX, la Pentax K1000 o la Nikon FM, y en general los cuerpos reflex de consumo de los años 60 y 70. Pero en cuanto uno comienza a leer y comprender el proyecto, se da cuenta que es un concepto revolucionario tanto material como filosóficamente hablando

Por un lado, esta nueva cámara es “Open Source”, lo cuál quiere decir que no tiene patentes, que podrás acceder a los planos para construirte tú mismo las piezas si así lo deseas, o modificarlas si eres capaz. Por otro lado, esta cámara añade un concepto nuevo en el mundo de la fotografía: el i-Plate, un módulo intercambiable para poder utilizar cualquier objetivo del mercado con un simple movimiento. Pero veámoslo mejor en el vídeo promo de los creadores del proyecto

Además añaden otro módulo más, el i-Back, a modo de los respaldos de las cámaras analógicas de formato medio, permitiéndote cambiar de película a mitad de un carrete siempre que tengas otro respaldo disponible.

Un último ingenio esconde esta nueva cámara analógica, que hará las delicias de los aficionados a este tipo de fotografía. Según sus creadores, dentro de sus opciones está la de conectarla al teléfono móvil para que guarde los datos de disparo realizados: meta-datos directamente de la cámara a tu app. Olvídate de andar anotando en cuadernos

Sin duda, una serie de avances muy atractivos para seguir disfrutando de la fotografía analógica. Más info sobre el proyecto Reflex en su página de Kickstarter y puedes ver fotografías realizadas con esta cámara en su instagram

Anterior Usando el flash en exteriores: características básicas de la luz
Siguiente Darktable, la alternativa a Lightroom, opensource y gratuita, llega a Windows

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *