En este mundo hay dos clases de personas. Los que tratan de vivir de su trabajo, y los que tratan de vivir del trabajo ajeno. En el segundo grupo podemos encontrar diversidad de grados de intensidad, pero sin duda en su extremo están los fraudes que todos los fotógrafos hemos sufrido en carnes propias: gente que roba nuestro trabajo de internet y lo usa en su beneficio, concursos fotográficos con clausulas abusivas para apropiarse de las fotografías presentadas sin contraprestación alguna, o incluso empresas o clientes que buscan fotografías gratis a cambio de “exposición” para el fotógrafo, algo que por lo general solo suele beneficiar a una parte, y no precisamente a la de los fotógrafos.

Pero revisando los vídeos de una de nuestras youtubers fotógrafas preferidas, Irene Rudnyk, hemos sido conscientes de un tipo de fraude a fotógrafos, pero también a chicas que quieren ser modelos, del que también hemos tenido conocimiento sucede en España. Os dejamos el vídeo a continuación y debajo os contamos un poco la mecánica del fraude si no tenéis tiempo o el inglés no es lo vuestro

El fraude comentado consiste en lo siguiente. Tú, como fotógrafo en vías de aumentar tu portfolio, hablas con una agencia de modelos para ver si están interesados en ponerte en contacto a alguna de sus nuevas caras para realizar un intercambio fotográfico. A priori es un escenario en el que las tres partes ganan: el fotógrafo tiene a su disposición una persona que ya ha dado sus pasos en el mundo del modelaje, aunque aún esté empezando, lo cual hará que pueda conseguir unas mejores fotografías, la modelo obtiene unas primeras fotos sin coste, y la agencia va haciendo crecer el portfolio de esa modelo para poder ubicarla en sus primeros trabajos frente a clientes.

Hasta aquí todo parece ir bien, pero como decíamos al principio, hay gente que prefiere vivir del trabajo ajeno. Resulta que a la fotógrafa del vídeo, en lugar de enviarle a la modelo que habían convenido, a última hora le dijeron que no podía, y le mandaron otras tres (si, tres) modelos para que les hiciera fotos. Las chicas carecían totalmente de experiencia, pero no solo eso, sino que luego ella descubrió que a las chicas la agencia les estaban cobrando por esas fotos que les hizo ella sin cobrar.  Total que aquí la fotógrafa ha sido totalmente engañada, haciendo un trabajo gratis por el cual un tercero ha cobrado dinero, pero seguramente las aspirantes a modelo también hayan podido ser engañadas, y lo explicamos en el siguiente párrafo.

En España ya hemos escuchado varias ocasiones una historia parecida: chicas que son engatusadas por agencias contándoles que ellas también pueden ser modelos de manera muy fácil. Tan fácil como ir a la agencia y, claro, hacerte un book con ellos (books que llegan a costar casi 1000 euros) con la supuesta premisa de que es imprescindible hacerte ese book para que ellos muevan tus fotos, algo que luego en la gran mayoría de casos no sucede. Son agencias fraudulentas que se dedican a ganar dinero de muchachas que, sin experiencia, sin imagen en muchos casos, y sin conocimiento alguno de cómo funciona el mundo del modelaje, confían en que haciéndose esas fotos tendrán trabajo asegurado, y eso es falso.

En mi experiencia fotografiando a modelos en sus inicios, la modelo es totalmente libre de hacerse sus fotografías con quien ella desee. Claro que la agencia puede recomendar mejorar la imagen, y recomendar a un fotógrafo de confianza, pero imponer un fotógrafo para que buscarle trabajo a la modelo es una práctica abusiva. Mis fotos a modelos internacionales en sus inicios como Zuleica Eliana o Muny Sonko les sirvieron de llave de entrada a agencias serias, pero que ninguna chica se equivoque: la verdadera palanca para hacer profesión como modelo es el sacrificio, el trabajo duro y, como ellas me dicen siempre, moverse mucho. Mi recomendación para las chicas que quieran ser modelo es que huyan de las agencias que les prometen  éxito rápido solo por hacerse un book carísimo. Eso no es así, no existe esa relación. Es mucho mejor hacerse unas fotos con un fotógrafo que te guste y moverlas por cuantas más agencias mejor, y ser conscientes que el modelaje es una profesión dura y que necesita de entrenamiento, capacidades, aptitud y actitud además de imagen.

Anterior Getty Images y Google anuncian alianza ¿el fin a sustraer imágenes de Google?
Siguiente Profundidad de campo e hiperfocal en la fotografía de naturaleza