En centenares de ocasiones, cuando salgamos con nuestra cámara, lo único que podremos utilizar como fuente de iluminación será la luz natural. Es una luz que no podemos manejar, pero si sabemos cómo adaptarla a nuestras necesidades, y adaptarnos a sus características, conseguiremos mejorar enormemente el resultado de nuestras imágenes. Aquí van unos cuantos consejos

711